Traumatología

El Servicio de Traumatología está integrado por profesionales muy reconocidos en su especialidad y se ocupan de las lesiones traumáticas (tanto de columna como de extremidades) que pueden afectar huesos, ligamentos, articulaciones, músculos, tendones y piel. Brindan diferentes tratamientos como los conservadores que se basan en la reducción incruenta de fracturas, vendajes blandos compresivos, colocación de férulas y yesos, tracciones blandas o esqueléticas.  Para situaciones más graves, donde la cirugía es la única solución, se utilizan diferentes implantes: placas, tornillos, clavo, clavos endomedulares, tutores externos, injerto óseo, etc.

En los últimos años, el Servicio de Traumatología ha hecho un importantísimo avance en el trasplante de tejido óseo, obteniendo excelentes resultados.